Una cocina con bellos cerámicos

Como ya hemos observado en otros diseños de cocinas, en esta oportunidad nos encontramos con una isla de gran tamaño ocupando la mayor parte del espacio disponible en esta cocina. Si bien las islas son un recurso útil y practico en las cocinas, tenerlas de un tamaño como el de esta imagen puede ser contraproducente porque disminuye los espacios de circulación. Escasa vez habrá cuatro personas ocupando las banquetas, por lo que tampoco se puede justificar desde un punto de vista de utilidad.

El punto a destacar que observamos en el diseño de esta cocina son las cerámicas de la pared que cortan con la monotonía del color blanco de las alacenas, ventanas y bajo mesadas. Ese toque de rusticidad es el punto justo para no perder la elegancia de la cocina y otorgarle una calidez muy difícil de lograr en este tipo de cocinas.

Un aspecto que no queríamos dejar de mencionar es el diseño de las banquetas, nos parece que están desproporcionadas respecto al diseño general de la cocina y  pueden llegar a entorpecer el paso de las personas que transiten por ella.

Autor: admin