La cocina blanca y azul

Nos encontramos ante una cocina con un diseño sencillo y sobrio con algunos aspectos que vale la pena destacar y otros que a nuestro criterio sería conveniente evitar.

La tonalidad clara que tiene el bajo mesada y las alacenas combinan perfectamente con el color blanco de las paredes y varios de elementos decorativos tales como las banquetas, el reloj y las lamparas, sin embargo el color azul que se escogió para la isla no es el que nosotros recomendaríamos. Si bien tener un color que se distinga y le de personalidad a la cocina puede ser un buen recurso, hay que escogerlo muy bien para que eso no acabe siendo un error en el diseño. si en lugar de haber escogido un azul con una tonalidad tan fuerte hubieran optado por alguna mas suave, el resultado podría haber sido más acertado.

Otro punto para mencionar es el exceso de banquetas, con 3 hubiera sido más que suficiente, incluso con 2 hubiera bastado. Como dice el refrán, para algunos casos “menos es más” y aquí claramente lo podríamos aplicar.

Autor: admin